Botines de piel ¿Como podemos cuidarlas?

Botines de piel

 

Resultado de imagen de cepillado limpieza y mantenimiento de la piel de serraje

1º Recordar que estos consejos son válidos para cualquier tipo de calzado que tengáis en casa y que esté fabricado en piel de serraje e incluso para bolsos, etc…

El Serraje proviene de la capa inferior de una piel resultado de haberla dividida de forma mecánica. La capa superior, con el dibujo del poro, recibe el nombre de piel plena flor, mientras que la inferior con la fibra del animal, es en muchas ocasiones erróneamente llamada piel ante.

En la piel dividida procedente de vacuno, la lámina correspondiente al lado carne recibe el nombre de serraje. Cuando es de un grueso suficiente se emplea en la fabricación de calzado porque resulta de gran resistencia por suave, esponjosa y muy flexible. Las láminas resultantes con menos grueso se emplean en la confección de prendas camperas; cazadoras, gabanes, chaquetones. Son prendas pesadas pero de gran resistencia.

El serraje, principalmente debido a su accesible precio, suele emplearse en muchos tipos de zapatos, zapatillas, botas y accesorios como bolsos, carteras o cinturones. Por este motivo estamos hablando de un tipo de piel que se utiliza muy habitualmente para la fabricación de calzado, marroquinería y confección de prendas de vestir.

Pero, ¿sabemos cuidar correctamente este tipo de piel como es el serraje? A continuación os damos unas recomendaciones y consejos para el cuidado de este tipo de curtido:

Botines de piel

Cepillado, Limpieza y Mantenimiento del Serraje en el Calzado

Con un cepillo metálico podemos limpiar suciedad como polvo o tierra de unos zapatos y sacudirlos a continuación para eliminar toda este tipo de suciedad, al menos en parte. Posteriormente buscaremos la caída natural de la felpa del serraje para proceder a cepillarlo adecuadamente buscando la dirección del pelo. Cuando tratamos con serrajes afelpados, simplemente pasando la mano por encima apreciaremos el correcto sentido de su pelo.

Sin embargo en ocasiones podemos encontrarnos con un serraje algo desgastado debido a su uso continuado, para conseguir recuperarlo sugerimos realizar lo siguiente:

Apliquemos el vapor de agua resultante de hervir un poco de agua. Una tetera es el recipiente adecuado ya que el vapor que emana de la misma, sale perfectamente controlado y procederemos a acercarle el calzado llevando cuidado y tomando las adecuadas precauciones para no quemarnos con el vapor. Luego, dejaremos que el serraje se seque de forma natural y cuando esté completamente seco, cepillaremos el calzado utilizando un cepillo de cerdas de metal.

Para evitar que el calzado pierda su forma, en el supuesto que se haya humedecido en exceso, la mejor solución es hacer bolas de papel de periódico e introducirlas en el interior del zapato para que el par de calzado adquiera la forma de su horma mientras se va secando. Nunca forzar el secado del serraje aplicándole una fuente de calor ya que podría encojer y dejar arrugas o marcas.

En el supuesto que el serraje esté manchado con cola o pegamento, un trozo de caucho crepé es la mejor herramienta para eliminar cuaquier resto de cola o adhesivo. En el supuesto de no disponer de crepé, un trozo de pan seco puede hacer la función.

Botines de piel

Bueno, eso ha sido todo, esperamos que haya sido de utilidad y que podamos sacar un mayor partido a partir de ahora a nuestras botas.

Saludos.

www.botasafari.com

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

cuatro × 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>