Desert boots – Viaja con Bota Safari a la selva negra

Desert boots

¿Has dormido bien? ¿Sí? Perfecto. Mejor sin ojeras.

Levanta ya. Ha salido el sol y hay que coger un vuelo.

¡Vamos! ¡Apresúrate! No vayamos a perderlo… ¿Necesitas un empujoncito?

En breve estarás surcando los cielos de Europa rumbo a tu destino. Nuestra bota Safari va contigo. No obstante, se lo piensa. Aunque ha viajado mucho, hasta lugares lejanos a los que jamás imagino que llegaría, el lazo decorativo que luce en los cordones se convierte en un nudo y dos cabos cada vez que el avión acelera por la pista camino del despegue.

Desert boots

En esta ocasión, nuestra Bota Safari Verde te propone un acertadísimo viaje.

Bota Safari en color verde

Bota Safari en color verde

Un lugar encantador colmado de bosques interminables, sinuosos valles y pequeños pueblecitos escondidos entre árboles.

Si lo que deseabas era admirar una gran ciudad desde la azotea de un rascacielos ¡ésta no es tu escapada! Desert boots

Aterrizamos en Alemania y visitamos la Selva Negra. ¿Cómo te gustaría vivir esta aventura? ¿Te gustaría hacerlo al modo Safari para ver que se siente? Nuestras botas sólo te exigirán una condición: Abrir bien los ojos para que hasta el mínimo detalle te parezca revelador.

Esta es su idea de cómo un día cualquiera puede ser un día perfecto.

El hermoso trayecto en tren que circula por la región de Baden-Wurtemberg finaliza sin contratiempos en la pequeña ciudad de Gengenbach.

Te apeas con tu bici a cuestas y te preparas para una excursión. Deslizándote por las calles empedradas de la apacible localidad, atraviesas la plaza del mercado y contemplas sus cuidadas casas medievales con entramado de madera. Atraviesas el arco de la torre del reloj con su típico campanario y recorres las atracciones más populares de la población; La Iglesia de Santa María; el Ayuntamiento, que data del siglo XVIII; la Cancillería; una abadía benedictina, así como otros edificios señoriales y algún que otro mercadillo callejero. Sin dudar a dudas, Gengenbach es el lugar ideal dónde quedarse a vivir si lo que uno quiere es sentirse como un personaje romántico de cuento.

Ahora que tu curiosidad cultural está satisfecha, puedes dedicarte a aumentar también tu interés paisajístico. Para ello te desplazas más allá de las últimas casas visibles. Circulas con anarquía por los serpenteantes caminos que envuelven la comarca, adentrándote en las sendas boscosas que se extienden más allá del núcleo de población. Pedaleas entre parajes de gran belleza natural, a orillas del río Kinsig y entre densos bosques exuberantes y campos de viñedos.

Desert boots

Aunque es todo tan bonito que parece que el tiempo no existe, ya debe de ser mediodía. Decides que combinar actividad con descanso es lo ideal después de estar pedaleando toda la mañana y te detienes para reponerte. Un buen almuerzo te hará invencible a la vuelta. Después de un itinerario tan exigente como el que has recorrido, recalas en un manantial que acoge a otros ciclistas sedientos como tú. El agua es abundante y está fresquita. Calmada tu sed, te sientas en el pretil de un murete de piedra a relajarte. Una chica singular rompe tu quietud del momento. Parece alemana, tal vez de la región. Está llenando su cantimplora para proseguir su ruta. Te atrae su belleza natural, que la hace destacar hermosa aun con los rastros de agotamiento que se reflejan en su cara. Su rubia cabellera despeinada y sus ojos chispeantes despiertan tu simpatía y te enamoras a primera vista. La observas mientras reajusta el sillín y los anclajes de los pedales. Aunque esperas que se siente a tu lado a recuperar el ritmo cardíaco, monta en su bicicleta y prosigue su itinerario dejando constancia de sus aptitudes atléticas. Lamentas su partida y mantienes contacto visual mientras va perdiéndose entre los campos del horizonte.

Inicias el retorno sobre tu bicicleta. Impulsas veloz tu marcha ciclista, el viento te da en la cara y vives tu particular ceremonia de felicidad. Levantas tus manos del manillar sin venir a cuento en una llamada a la libertad y sin más paradas en el recorrido, realizas tu entrada triunfal en el pueblo. Estás inspirado, quieres hacer cosas imposibles…

De camino a la estación pasas delante de una pastelería. Ante ti, una Selva Negra, la tarta oficial de la región. Apetece tras tanto desgaste físico ¿verdad? Pues ¡venga, no te lo pienses! Entra y ¡piérdete en ella! ¿Meterías la cabeza enterita? ¡Pues hazlo! A lo catapulta. Como si quisieras vivir ahí dentro, entre las escamitas de chocolate, mmmm, todo un antojo…te recreas, mmmm…la engulles hasta que tu sensación de saciedad queda liberada, mmm…La vida ha vuelto a tu cuerpo consumido… ¿A que tenías unas ganas locas de hacerlo?

Desert boots

El tren espera en la estación y te encaramas apresuradamente en los peldaños del viejo convoy. Al final del vagón una cara bonita ¡la chica de la bicicleta! Sus ojos te miran y sentís que estáis conectados. Su rostro afín te decide y le sonríes con la esperanza de que te deje conocerla mejor. Dejas batir tu osadía al estrepitoso ritmo de los engranajes del tren y cosechas con orgullo la pronunciación de tus primeras palabras de amor en alemán. Buscáis un escondite en el que cambiar vuestro instante y olvidando que la has conocido hace un rato, la besas. Sus labios, mantienen contacto con la piel de tus tuyos ¡quieres gastarla en tus brazos! Un sentimiento emergente susurra a tu mente y sabes que es una historia que quieres vivir. La dulce germana se desliza suavemente dentro de tu corazón.

El megáfono de información de estaciones anuncia el final de la línea de ferrocarril. El tiempo se desvanece, ¡Ha sido de corto este viaje…!, te ha faltado tiempo para enamorarla… Sólo queda un suspiro y una despedida. Quieres volver. Nuestra bota verde toma tu mano frágil porque nunca has sabido decir adiós.

Desert boots

Tal vez el tiempo os brinde una segunda oportunidad…

www.botasafari.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

7 − cuatro =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>