Pisamierdas – Fabricación e historia de los botines

Pisamierdas

Bota Safari fabricada en piel de serraje, suela de goma, cosido Billy y forro de cerdo ibori.

La fabricación de estos botines en la actualidad todavía forma parte de un proceso artesanal donde se combina la labor del artesano con una maquinaria antigua y tradicional. En estas fotografías podemos observar algunos momentos de la fabricación de estos botines.

Los útiles que se utilizan son tradicionales y la elección de las pieles se hace actualmente sobre 21 colores distintos.

 

Orientación en tallas según longitud del pie.

Talla 22 (13,2 cm) 23 (13,8 cm) 24 (14,4 cm) 25 (15 cm) 26 (15,7 cm) 27 (16,4 cm) 28 (17 cm) 29 (17,7 cm) 30 (18,4 cm) 31 (19,1 cm) 32 (19,7 cm) 33 (20,4 cm) 34 (21,1 cm) 35 (21,7 cm) 36 (22,4 cm) 37 (23 cm) 38 (23,6 cm) 39 (24,2 cm) 40 (24.9 cm) 41 (25.5 cm) 42 (26.1 cm) 43 (26.8 cm) 44 (27.4 cm) 45 (28.1 cm) 46 (28.7 cm) 47 (29.3 cm). Pisamierdas

Historia.

La fabricación de estos botines y el curtido de la piel data de los primeros moradores moriscos que en el siglo VIII ya trajeron consigo sus técnicas curtidoras. La escasa actividad de la agricultura y otras actividades en esa época influyó en el notable desarrollo del curtido de la piel. Otra interpretación se remonta a los tiempos en que un grupo de judíos errantes se instaló en el valle de Brea de Aragón en unas casas apiladas junto a las tenerías que se extendían a lo largo de la margen del río.

La expulsión de los moriscos en el siglo XVII tuvo consecuencias fatales para la industria del calzado, las tenerías quedaron sin artesanos y las plantaciones de zumaque sin cortar durante años. De esta expulsión se salvaron los moriscos menores de nueve años y los mayores de sesenta quienes tranmitieron sus técnicas de curtido a los nuevos colonos procedentes de lugares vecinos y atraídos por la anterior prosperidad del negocio de las tenerías que estaban desiertas. Pisamierdas

La primera noticia de la fabricación del zapato se tiene del año 1606.

Actualmente tanto niños como mayores utilizan este tipo de botines popularmente denominado pisamierdas, pisacacas o carapijos. Esta denominación depende de cada comunidad autónoma siendo en todo caso un término popular y cariñoso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

uno + Nueve =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>